¿Cuántas veces no nos damos cuenta de cuál es la clave para dar el paso adecuado? La mayoría de las veces tenemos la respuesta delante de nuestras narices y no la vemos, y necesitamos que alguien guíe nuestros propios pasos tan solo poniendo las losetas del camino en el orden adecuado. Pues bien, eso es lo que me ha ocurrido a mi, que unas pocas sesiones de coaching en Viventi, un centro de desarrollo personal y profesional en Arroyo de la Miel (Benalmádena), me han ayudado a ir marcando los pasos adecuados para emprender sin perder la cabeza.

Mi experiencia con el coaching se reducía a haber asistido a alguna formación en mi anterior vida (laboral, se entiende) y siempre se habían producido en grupo y orientadas a un entorno profesional dentro del área comercial, por lo que, al no pertenecer directamente a ese gremio, siempre me hicieron sentir desubicada. Por este motivo me mostraba un tanto escéptica respecto al funcionamiento de estas técnicas, pero la perspectiva del uso del coaching para el desarrollo profesional en un momento clave en el que por circunstancias de la vida he tenido que reinventarme laboralmente, me generó cierta curiosidad y quise probar.

Pero ¿cómo llegué hasta Viventi? Pues bien… casualidades de la vida. Dí con este centro porque también imparten clases de yoga. Al finalizar el verano y retomar dichas clases, con el espíritu renovado tras las vacaciones, tuve la oportunidad de conocer gracias a unas jornadas de puertas abiertas en ese mismo centro, las diversas actividades que allí se desarrollan. A priori me llamó la atención asistir a una sesión de técnicas de comunicación, por la utilidad que pensaba podría aplicar en mi futuro proyecto de emprendimiento. En esta sesión me encontré a una entusiasta Pilar Pineda que imparte con soltura una serie de medidas, precisamente para eso, para aprender a desenvolverse con naturalidad en todo aquella situación en la que debas explotar tu oratoria, lecciones que desde aquí recomiendo a todo profesional que necesite reforzar este aspecto.

A continuación, tuve la oportunidad de asistir a una sesión de Coaching para emprendedores que imparte Leonor Cabrera, te sonará su nombre porque es la coach que colabora en el blog del Club de Malasmadres, del que soy fiel seguidora (otra casualidad) y que ayuda a poner las piezas del puzzle en su sitio en ese caótico camino del emprendedor novato. Tras una primera toma de contacto y tras contarle mi proyecto y todas mis dudas, decidimos ponernos manos a la obra para poner orden en esta cabeza mía que no para de generar ideas, pero que no acababa de arrancar.
Darme cuenta de que había mucho que sacar aún y de que en mi interior había ciertas ideas limitantes, hizo que Leonor me animara a aplicar varias sesiones de una técnica hasta entonces desconocida para mi y de la que hasta el nombre me gustó: Wingwave, o como yo le llamo “esto es un pelotazo”. Se trata de una técnica que a través de la kinesiología y otros métodos que estudian la respuesta de los músculos ante las emociones, te ayuda a explorar todo aquello que te frena, te frustra, o que te impide continuar con algo.

Reconozco que tengo cierta predisposición a todo lo que suponga explorar mi vida interior, siempre he pensado que una a veces conoce mejor a los demás que a sí misma, pero esta técnica aplicada al coaching, no es ya que ponga orden en tu desarrollo personal o profesional, es que literalmente desbloquea ideas que pueden estar ahí desde siempre, o quizás puede que sean recientes producto de las circunstancias de los acontecimientos del día a día, en cualquiera de los dos casos, probablemente no somos conscientes de lo limitadoras que pueden ser y con este tipo de coaching te ayuda, primero a identificarlas a través del feedback, y segundo a superarlas gracias a un ejercicio para equilibrar los dos hemisferios cerebrales a partir de una técnica llamada MOR (Movimientos Oculares Rápidos) . Pura magia. Sin dramas, sin sesiones agotadoras, rápido y eficaz, lo dicho… un pelotazo.
Por eso, solo puedo agradecer a Leonor Cabrera su labor, por lo que he disfrutado en cada sesión descubriendo cosas nuevas de mi misma, riéndome y dar su justo valor a cada circunstancia, e incluso a que se me hayan humedecido los ojos en alguna ocasión por no haberme dado cuenta de que una persona tiene dentro de si misma un montón de fortalezas por desarrollar. Por ello animo a todos los que querais desbloquear aquello que os limita a cambiar la perspectiva gracias al wingwave. No os arrepentireis.

Si quereis más información sobre el Coaching Wingwave, desde el blog de Viventi os lo explican en este post: ¿Qué es coaching Wingwave?

Espero os sea de utilidad esta información, me encantaría recibir vuestros comentarios 🙂

Las imágenes de este blog han sido descargadas de Pixabay y editadas posteriormente por Carmen Barón. 

Post relacionados

Comparte si te ha gustado
Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn