Emprender como asistente virtual es una opción laboral que barajan personas versátiles que no se amedrentan con la tecnología. ¿Es tu caso? Pues lee este artículo que… ¡atención! ¡atención!, es el primero que no he escrito yo en mi blog.

¿Recuerdas que hace muy poquito te conté en una de mis newsletter que Flecos Sueltos ha cumplido cinco años y, para celebrarlo, he decidido invitar a otros/as emprendedores/as a escribir en mi blog? Pues el guest blogging queda inaugurado de la mano, no de una, sino de tres chicas que han hecho equipo y han creado Experiencia AV, con la voluntad de ofrecer formación a personas que quieren convertirse en asistentes virtuales.

Te dejo con ellas 🙂

7 razones para emprender como asistente virtual

El mundo laboral está en continua evolución y estamos siendo testigos de grandes cambios que cada día alcanzan una velocidad más acelerada.

Los cambios sociales, las nuevas tecnologías, la crisis económica, el desempleo y la globalización son factores que están permitiendo dar una vuelta de tuerca a las profesiones tradicionales. 

Vivir en la era del emprendimiento significa poder acceder a muchas posibilidades a las que antes no teníamos acceso. Una de ellas son los negocios digitales a los que internet ha dado paso. 

La Asistencia Virtual forma ya parte de este nuevo paradigma laboral con el que puedes emprender según tu propósito de vida, ofreciendo tu valor y poniendo tus capacidades al servicio de los demás. 

¿Qué es un Asistente Virtual (AV)?

Siempre decimos lo mismo. Un AV no es Siri, Cortana o Alexa. Es una persona de carne y hueso que ofrece sus servicios de forma independiente a varias empresas o emprendedores.

Es un emprendedor que trabaja de forma remota, sin estar en la misma oficina de su cliente, sino desde su propia casa, coworking u otro espacio que él/ella mismo/a se costea.

En pocos años, la Asistencia Virtual se ha convertido en una de las actividades más solicitadas en el nuevo mercado digital. Empresas y profesionales están contratándonos para que apoyemos y empujemos sus negocios con nuestra gestión.

Si provienes de un trabajo de gestión, administrativo, de comunicación, marketing, finanzas o informático, y sumas tu espabilismo tecnológico y tus habilidades interpersonales, plantéate que ésta pueda ser tu nueva ocupación de futuro… o desde ya mismo!

 

razones-para-emprender

Razones para emprender como AV

Son muchas las razones que nos llevan a elegir emprender nuestro propio negocio de Asistencia Virtual como la compatibilización de la vida personal y la vida laboral. Tener libertad para trabajar cuando quieras, como quieras y donde quieras se hace imprescindible cuando tienes una familia a la que atender o te gusta viajar.

Ese fue nuestro caso y comprobamos cada día los beneficios de emprender online.

Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida, dijo Confucio. Con la Asistencia Virtual podrás decir esta frase todos los días. Vía #ExperienciaAV Clic para tuitear

¿Cuáles son esas razones?

En este post queremos hacer un recorrido por los 7 principales motivos que vemos (y experimentamos) al emprender como Asistente Virtual: 

  1. Libertad horaria: Trabajar por tu cuenta tiene una gran ventaja: puedes decidir tu horario de trabajo, cuántas horas trabajar al día, cuántas dedicarle a tu familia, o a ti misma. Tal vez eres nómada digital y quieres viajar mientras trabajas unas pocas horas al día. Entonces este es tu emprendimiento.
  2. Elige con quien trabajas: ¿Quién no ha llegado a casa desanimado después de un agotador día de trabajo con un ambiente enrarecido en la oficina y con la energía por los suelos? Aquí tú decides con qué clientes quieres trabajar y cuáles no son para ti, o no están alineados con tu idea de negocio. Esta es una de las maravillas del trabajo autónomo. Igualmente puedes rodearte de compañeros emprendedores con los que enriquecer el trabajo mutuo.
  3. Desarrollo personal: Realizar un emprendimiento te desarrolla a todos los niveles, hace que pongas en acción todas tus neuronas y todos tus recursos. Si te identificas con el tipo de persona al que le van los retos y que no se está quieta hasta que consigue sentirse bien en su trabajo, esta puede ser tu nueva profesión. Estar a gusto con tu equipo de trabajo y con las tareas que realizas son razones más que justificadas para que te lances a diseñar tu trabajo soñado. La Asistencia Virtual puede ser esa chispa que necesitas para tu vida laboral.
  4. Teletrabaja con rutinas y hábitos saludables: Atasco de ida y de vuelta, dos horas de transporte público al día, mañanas frías de invierno y regreso a casa de noche sin tiempo libre para practicar tu afición favorita o tomar cañas con los amigos. ¿Una lata, verdad? Si te sientes identificada con estas rutinas y quieres eliminarlas de una vez por todas, puedes conseguirlo trabajando desde casa, eliminando los tiempos muertos y creando hábitos saludables que te llenan y te enriquecen.
  5. Sigue aprendiendo: La curiosidad nos llevó a investigar sobre la Asistencia Virtual, a formarnos en ello y en otras disciplinas relacionadas con el Marketing y los negocios digitales, a tener ojos de gatito curioso todo el día para mejorar y ofrecer un servicio óptimo a nuestros clientes. Aprendizaje continuo es una constante en nuestro trabajo como AVs. Nos ayudamos de un montón de herramientas digitales que hacen nuestro trabajo más fácil. Te recomendamos Billage para simplificar la gestión de tu propio negocio. Prúebala y nos cuentas 😉
  6. Profesión en alza: Las nuevas tecnologías están creando cada año miles de nuevos puestos de trabajo virtuales. Cada vez más negocios digitales se crean y consiguen posicionarse, por lo que se necesitan ‘hordas vikingas’ de AVs para ayudar con la gestión interna. Aprovecha la circunstancia y no te estanques en tu trabajo de siempre, pues cada vez más se está demandando este tipo de perfil multidisciplinar. Tu trayectoria profesional más tus ganas de trabajar son suficientes para ser una gran Asistente Virtual. Esto supondrá vivir una de las mejores experiencias de tu vida profesional y también personal. ¡Te lo aseguramos!
  7. Disfruta del trabajo que realizas: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”, dijo Confucio. Con la Asistencia Virtual podrás decir esta frase todos los días. En nuestra experiencia, ningún día es igual al otro, no existe la rutina. Nos lo pasamos genial dando soporte a nuestros clientes y ayudándoles a hacer crecer su negocio. Es una satisfacción enorme saber que remamos en la misma dirección y que en el camino disfrutamos con lo que hacemos. ¿Quién no quiere esto?

Y dinos, ¿cuál de estas razones para emprender como asistente virtual tiene más peso para ti?

Si nuestros argumentos te hacen sentir que hay un lugar para ti dentro de la Asistencia Virtual, nos gustaría empujarte a que conozcas este camino. Por eso, queremos recomendarte nuestra formación para nuevas Asistentes Virtuales, que realizamos a través de video charlas online, con las que aprenderás a montar tu propio negocio y sentirás la confianza en ti misma para poder lanzarte a ese futuro laboral con el que sueñas y que tanto puede cambiar tu vida.

¿Aún quieres más? Empieza por aquí… Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás el test para descubrir en qué etapa de la Asistencia Virtual estás (de cero, junior o pro) y evoluciona de fase con nuestros consejos.

Si quieres dar un giro a tu profesión y formarte como AV, visita www.experienciaav.com o pídenos información en info@experienciaav.com

¡Queremos que seas una de nuestras conseguidoras!

Experiencia AV
Síguenos
Últimas entradas de Experiencia AV (ver todo)