Escribo este post basado en mi propia experiencia. A pesar de haber escrito en anteriores ocasiones sobre las ventajas de usar Mailrelay, la plataforma de e mail marketing que uso para realizar envíos de correos electrónicos a los seguidores de Flecos Sueltos, me encuentro que en mi entorno cercano hay muchas dudas o miedo a la hora de ponerlo a funcionar. Es completamente normal, y lo sé porque a mi también me pasó. Estuve meses dándole vueltas a si implantaba esta herramienta entre mis acciones comerciales o no.
  
Son muchas las razones para implantar una campaña de email marketing para tu negocio. A veces las empresas pequeñas lo consideran algo demasiado complejo o aparatoso de llevar a cabo porque piensan que este tipo de acción publicitaria les queda grande, y por eso descartan esta opcion entre sus estrategias de marketing. Sin embargo no hay herrramienta más eficaz a la hora de llegar al cliente si se sabe realizar con acierto, ya que para una empresa a nivel local, el mailing es más personal y tiene mejor recibimiento por parte del consumidor que cuando es realizado por grandes empresas.
Si lo pensamos, el uso de correo electrónico ha pasado a ser hoy en día uno de los recursos más cotidianos entre las tareas administrativas de cualquier negocio por pequeño que sea. Cualquier persona a título particular, ya sea para uso doméstico o personal consulta a diario su correo electrónico, y más con la comodidad que supone poder hacerlo desde el móvil. Por ello, la posibilidad de acceder a un grupo diverso de clientes potenciales gracias a la suscripción a una newsletter aporta un complemento fundamental para dar a conocer nuestros servicios, nuestra marca o nuestros productos.

PLANIFICACIÓN Y SEGURIDAD

La calidad y cantidad de los envíos variará según las necesidades de cada empresa. 
Quizás por la particularidad de nuestro negocio, los envíos deban ser escasos, porque ofertemos pocos productos y no conviene acabar con la paciencia de los clientes -ya sean
potenciales o reales- cuyos correos electrónicos hemos recopilado en nuestra base de datos. Pero quizás las características de nuestra empresa, por ejemplo si perteneces al sector del ocio, requiera que tus envíos sean informativos y deban de ser más constantes. Sea como sea, ponte en el lugar del receptor y no tenses la cuerda, envía información siempre desde el respeto y solo aquella que sepas va a resultarle de utilidad. No te ciñas solo a las promociones, ofrece un contenido diverso, planifica un calendario, no realices envíos sin ton ni son, y en definitiva, gánate su fidelidad.
Piensa que la línea que separa el correo comercial del spam es muy fina.
Es por ello que es responsabilidad tuya como emisor, actuar bajo los criterios legales que regula el Reglamento Europeo de Protección de Datos que es muy estricto con este tema. Básicamente debes tener un registro de tu base de datos obtenida con el consentimiento del receptor, tratar las direcciones de correo electrónico como la  información personal que es, no transferirla ni obtenerla de terceros (esto es ilegal) pero sobre todo, que el receptor sea siempre consciente de que sus datos personales, email, nombre, apellidos y aquellos campos que quieras obtener en tu formulario de suscripción van a pasar a la base de datos de tu empresa, y que tú te comprometes a resguardar su identidad. Para ello, Marina Brocca, experta en temas legales relativos a email marketing nos cuenta en el blog de Mailrelay todas las precauciones que has de tomar a la hora de poner en marcha nuestro propio plan de marketing por correo electrónico. Puedes leer todo sobre la legalidad a la hora de implantar el email marketing en tu negocio en este post: Nuevo Reglamento Europeo de Protección de datos.
Si algo me convenció para poner a funcionar Mailrelay, como sabeis, es su preocupación evidente por el cumplimiento de la Ley de Protección de Datos vigente en Europa como ya os conté en un post anterior.
Pasamos ahora al siguiente reto… 

CONSEGUIR SUSCRIPTORES

La forma más rápida de conseguir suscriptores para tu newsletter es tener un blog. Insertar una caja de suscripción por medio de un plugin para tu web de WordPress, o gracias a aplicaciones como las que yo tengo instaladas en mi propio blog como Feedburner de Google o a pop ups que como ventanas emergentes como las que nos facilita Sumome, inviten a tus lectores a suscribirse si tus contenidos le parecen atractivos. Pero ¿qué pasa si no tienes un blog?
Bien, si no tienes web ni blog entonces debes acudir al método tradicional. Reconozco que sobre cómo hacerlo no hay demasiada información en internet y esto supone un problema a la hora de que los negocios pequeños no se decidan a implantar el email marketing por encontrarse perdidos o faltos de información.
Si tienes una base de datos de clientes en un programa propio, o incluso recopilados en un formulario en papel, lo único que debes hacer es traspasarlo a un archivo TXT o en formato CSV y Mailrelay se encargará de importarlos de forma rápida a una única base de datos. Para ello te ofrece varias opciones, desde un simple “copiar y pegar” hasta importar un fichero. Ante cualquier duda la asistencia técnica de Mailrelay te asesorará en español. No temas consultar cualquier cosa por simple que pueda parecer o porque tu desconocimiento sea mayúsculo (al principio yo también estaba muy perdida). Desde Mailrelay te aclararán paso a paso todas tus dudas.

CONFIGURAR LA NEWSLETTER

Este paso es el que da más miedo si no tienes nociones de diseño. Sin embargo, Mailrelay ofrece un catálogo de plantillas variadas que seguro van a hacer accesible tu andadura en la configuración de tu boletín o newsletter. Además los video-tutoriales de los que dispone la propia plataforma van a simplificarte mucho el trabajo desde el principio aunque seas un inexperto en la materia 😉
En esta fase y dedicándome al diseño gráfico como me dedico, echo de menos que en el tutorial que os he enlazado antes no insistan desde Mailrelay en la necesidad de respetar las medidas especificadas para las imágenes de cada plantilla, dado que si no lo haces te expones a una deformación de tu boletín en pantalla. Para ello deberás adecuar el tamaño de tu logo y de la imagen que elijas como cabecera a dichas medidas y el resultado resultará equilibrado en pantalla. Ten en cuenta además que la resolución y formato de la imagen sean los recomendados para pantalla, es decir, en jpg o png y en 72 ppp, sobre todo si no quieres que la carga de imágenes de la newsletter sea muy lenta.
Existe la alternativa de usar diferentes plantillas, algunas con un formato básico con uno o dos cuerpos, y otras más complejas. Si prefieres hacer tu propia plantilla partiendo de cero, también es posible, y para ello cuentas con la ayuda de otro videotutorial:
A mi personalmente me gusta mucho esta opción, si solo quieres hacer comunicaciones de forma esporádica y no quieres que la información que envies sea muy confusa.En este caso para mí, prima la claridad y el “menos es más”. No se trata de que quede un diseño de correo demasiado simple, pero yo soy partidaria de que hoy en día estamos sobreinformados, y nuestro cerebro agradece recibir la información en formatos en los que prime lo diáfano, pero bueno, esta es solo mi opinión personal. Si por circunstancias tu negocio requiere enviar bastante información en un solo correo, Mailrelay te ofrece plantillas para cada necesidad y si lo que quieres son montar tus propias imágenes personalizadas con la identidad corporativa de tu negocio, ahí te puede ayudar Flecos Sueltos con mi servicio de diseño gráfico 😉

La verdad es que en este sentido Mailrelay ha pensado en todo, e incluso ofrece plantillas estacionales para que no te olvides de felicitar la Navidad o el Día de la Madre a tus clientes. Todo lo que pueda resultar un apoyo extra a una acción comercial, bienvenido sea ¿no crees?No os voy a engañar, configurar una newsletter requiere tiempo a pesar de todas las facilidades que plataformas como Mailrelay ponen a nuestra disposición, sobre todo porque las posibilidades son desde hacer un simple envío a configurar magníficas newsletter con muchas posibilidades. Pero ¿has valorado el potencial que tiene diseñar una campaña de marketing por correo electrónico? Y es que aunque solo pretendas enviar dos correos al año ya merece la pena incorporarlo en la estrategia de tu negocio.

¡Ah! y recordad que su uso es gratuíto hasta 75.000 mails al mes, más que suficiente para un negocio local 🙂

Contadme ¿habéis usado ya otras plataformas de mailing? ¿Os atrevéis a utilizar Mailrelay para planificar y hacer crecer vuestro negocio? Escribid todo lo que queráis en el apartado de comentarios y puede que juntos resolvamos nuestras dudas.

Las imágenes de este blog han sido descargadas de Pixabay y editadas posteriormente por Carmen Barón.

Artículo patrocinado.

 


Post relacionados

Comparte si te ha gustado
Email this to someoneShare on FacebookPin on PinterestShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn